Advertimos dudas en este uso, de ahí que advirtamos de que incluso aquí podríamos no haber empleado la preposición. No obstante, El buen uso del español (de la Asociación de Academias de la Lengua Española) nos advierte (de) que cuando media amenaza lo aconsejable es huir de la “de”. Así: «Te advierto que no te lo voy a repetir más», y no «Te advierto de que no te lo voy a repetir más».